Las fuertes crecidas del Arroyo en los años 1933 y 1944 dejaron un manto de desconsuelo y temor en la ciudad dado que se tuvieron que lamentar pérdidas de vidas humanas debido a gente que fue arrastrada por la corriente, algunos desaparecidos, e importantes daños materiales.

En las siguientes imágenes se muestran las fotos de la inundación publicadas por el diario La Nueva Provincia en su edición del 20 de marzo de 1933.

Las siguientes imágenes corresponden a la publicación del diario La Nueva Provincia del día 9 de abril de 1944.

Esta situación motivó a la dirección de hidráulica de la provincia a replantear el problema de las defensas de la ciudad, que luego de un estudio de los técnicos de la repartición, se estableció que para la solución definitiva se deberían encarar tres obras:

1. Aumento de la capacidad del Arroyo Napostá desde su entrada a la ciudad en el Parque de Mayo y desviación de una gran parte de su canal de crecidas hacia el Arroyo Maldonado, cuya capacidad deberá ser notablemente incrementada

2. Retención de las crecientes de la cuenca superior y media por medio de un embalse ubicado posiblemente en puente Canesa.

3. Obras de desagues locales en la ciudad y villas próximas, ya que muchas inundaciones son ocasionadas por precipitaciones locales a estas zonas.

JSN Decor template designed by JoomlaShine.com